Recomendar!

La Dra. Ing. Agr. Ana Carolina Castro, socia fundadora de Agronomía Online, nos cuenta que la plataforma de capacitación en Molinería que co-dirige ha sido elegida por AFA (Agricultores Federados Argentinos) para formar al personal de la importante planta de última tecnología ubicada en San Martín de las Escobas, provincia de Santa Fe. Se ha logrado un vínculo estrecho con los cursantes a través del tiempo “con un alto nivel de participación” tanto en el sector de producción, mantenimiento como en el de calidad. AFA tiene un excelente equipo y eso se ve reflejado en su constante crecimiento.

El capital humano es sin dudas el mayor patrimonio con que cuenta una empresa. El desarrollo de los recursos humanos es primordial  ante el reto que las empresas enfrentan en este mundo globalizado y competitivo. Un desarrollo efectivo de los recursos humanos implica planeamiento, estructuración, educación, capacitación para brindar conocimientos, destrezas y compromiso en los miembros. La capacitación sirve para el desarrollo de las capacidades y habilidades del personal. Hoy son los propios colaboradores, quienes demandan capacitación en áreas y temas específicos, ya que han asimilado la necesidad de mejorar para incrementar el valor transfiriéndolo a los clientes.

La capacitación debe ser continua y es bueno que existan formadores dentro de la empresa con sólidos conocimientos técnicos, gran entusiasmo y empatía para transmitir y compartir los saberes. La formación de equipos de trabajo facilita la expresión de virtudes individuales que potenciarán los resultados finales del grupo. El formador debe ofrecer confianza y escucha, debe interesarse por la persona. Esto generará condiciones de trabajo armoniosas donde se analizarán las debilidades y dificultades y se celebrarán los éxitos. 

La capacitación genera motivación. El colaborador que recibe capacitación siente que la empresa lo estima y, por lo tanto, le está asignando un “salario espiritual” y considera que están invirtiendo en su talento para mejorar su rendimiento, la calidad de su trabajo, elevar su productividad y consecuentemente piensa que puede tener posibilidades ciertas de ascender en la estructura de la empresa. La capacitación hará que el colaborador sea más competente y hábil. Así mismo, al utilizar y desarrollar las habilidades del colaborador, la organización entera se vuelve más fuerte, productiva y rentable.

Además de los contenidos desarrollados  en las distintas áreas (molinería, mantenimiento, transporte neumático, seguridad en los molinos, calidad, aditivación, compra de trigo y venta de harinas), hemos trabajado en un proyecto superador. En una primera etapa se realizaron capacitaciones técnicas conjuntas para nivelar conocimientos, para luego aunar fortalezas en la transmisión interna de saberes, en lo que acordamos llamar capacitación FORMADOR DE FORMADORES, en donde podrán obtener  herramientas pedagógicas para los futuros capacitadores y de ese modo lograr una alianza con los líderes internos.

Creemos con total seguridad que tener capacitadores propios dentro del molino es la clave para un desarrollo completo que se nutra de saberes y conocimientos de expertos del tema, con investigación y apoyo constante.

FORMADOR DE FORMADORES EN MOLINERIA

Los molinos harineros tienen particularidades en el manejo y las operaciones diarias dadas las condiciones de la materia prima viva con la que se trabaja hasta obtener el producto final, cuya calidad depende de la armonización entre todos los sectores involucrados (compradores de trigo, ingreso de la materia prima, producción, calidad, empaque, marketing, ventas y distribución). Cada sector aporta de manera positiva y  negativa al resultado de la harina obtenida. Para que ese resultado sea lo que el cliente espera recibir, el formador de equipo debe estar preparado para lograr una comunicación organizacional que no se limita al interior de la empresa, sino al manejo del entorno. En el entrenamiento de liderazgo podrán saber cuáles son las principales herramientas de manejo de equipos.

Será útil que el formador cuente con conocimientos pedagógicos que le permitan transmitir los conocimientos y explicar técnicas, prácticas, procedimientos en un lenguaje accesible y fácil de comprender. El formador de formadores debe propiciar la escucha, el diálogo y la comprensión para favorecer vínculos interpersonales.

La formación de formadores es trascendental en un contexto de cambio permanente y por tanto de adaptación. El formador debe acompañar los cambios y facilitar a través de la formación la transformación y la innovación en la empresa. El conocimiento debe impactar positivamente en el entorno de intervención.    

Con esto se persiguen diversos objetivos entre los que se destacan brindar herramientas conceptuales sobre pedagogía que faciliten el proceso de enseñanza aprendizaje en el ámbito laboralontribuir al desarrollo de propuestas didácticas para la enseñanza de habilidades, técnicas y procedimientos. Conocer materiales, medios, recursos para el desarrollo de contenidos didácticos, reconocer estrategias de trabajo en equipo que fortalezcan los vínculos interpersonales y comprender la autoevaluación como una forma de reflexión sobre los aprendizajes adquiridos.

Los molinos harineros no se limitan a la producción de harina, ese es en definitiva el resultado de la sumatoria de cada paso dado hasta llegar al proceso final de empaque, y hay algo muy importante que debemos reconocer, “más allá de la tecnología, las personas seguimos siendo INDISPENSABLES en el desarrollo de toda empresa” y que el molino cuente con alguien propio que  aporte mayor sentido de identidad, es una estrategia ideal a lo cual se debería aspirar.

Deja tu comentario