Recomendar!

Nuestro país fue elegido para la presentación internacional de un desarrollador radicular que mejora la sanidad de las raíces y eleva los rindes.

La Argentina fue el lugar elegido por la multinacional Syngenta para hacer el lanzamiento mundial del descubrimiento de una nueva molécula, Sedaxane, que funciona como un fungicida que protege la semilla y el desarrollo radicular. Esta tecnología estará disponible a partir de la próxima campaña de trigo y la empresa espera que el año que viene las autoridades gubernamentales aprueben su uso también para la soja.

La molécula se comercializará bajo el nombre Vibrance Integral y combinará la acción de Sedaxane con algunos insecticidas. Se utilizará exclusivamente para el tratamiento profesional de semillas. Según contó Daniel Courreges, director de Investigación y Desarrollo para Latinoamérica Sur, los rendimientos del trigo tratado con Vibrance Integral aumentaron entre un 7 y 8%, con respecto a los cultivos testigo. Mientras que en el caso de la cebada el incremento fue mayor: superó el 10 por ciento.

Sedaxane interfiere con la respiración de los hongos. Según Courrages, Vibrance aporta «una mejor emergencia de plantas, protección de raíces y control de plagas tempranas», y reflexionó: «No tiene sentido invertir en fertilización si el cultivo no va a poder tomar los nutrientes».

Christian Schlatter, gerente global de marca de Syngenta, llegó a la Argentina especialmente para el lanzamiento mundial de Vibrance. «Nos propusimos liderar la industria en todo lo que tenga que ver con la salud radicular», confesó. Por eso la empresa invirtió 200 millones de dólares en la investigación de la molécula, para comprobar su eficiencia en la protección de semillas y raíces, y casi diez años de desarrollo.

Schlatter se enorgulleció al decir: «No es común encontrar una molécula que se pueda aplicar en tantos cultivos y en tantos lugares». Es que con Vibrance se pueden tratar cereales, como trigo, cebada o maíz. Pero también oleaginosas, como la soja o la colza, y hortalizas.

En la Argentina el producto está actualmente habilitado para su uso en trigo y cebada. Pero la empresa prevé que el año que viene o tal vez el otro se podría estar utilizando también en soja. Para el maíz podría estar disponible después de 2013.

Precios

«El costo adicional para el productor es muy razonable. El litro está 55 dólares. Si se usa dosis recomendada [250 milímetros cúbicos cada 100 kilos de semillas], el costo sería de 10 dólares por hectárea. Es una propuesta muy competitiva», opinó Carlos Becco, uno de los directores de la compañía.

Antonio Aracre, director general de Latinoamérica Sur, agregó: «Los beneficios están dados por la simplicidad, la reducción del contacto con agroquímicos y la mayor capacidad de rendimiento».

Si bien el tratamiento de híbridos como el maíz o el girasol es una tendencia generalizada, Syngenta encontró un nicho al enfocarse en semillas autógamas. Ya lo hizo la campaña pasada con Plenus, la semilla de soja con tratamiento fungicida incluido, lista para sembrar.

Pablo Panza, gerente de cereales de Latinoamérica Sur, explicó cómo se llevaría a cabo la comercialización del nuevo producto. «Este año estará disponible en trigo, para la región del sudeste bonaerense. El año que viene se extenderá al resto de la zona triguera», dijo. Panza explicó que sólo se tratará semilla certificada. «Vamos a colaborar con el trabajo de los semilleros», destacó. Además, aclaró que la semilla sólo se venderá en las redes comerciales con las que trabaja la compañía.

La toxicidad de los agroquímicos es siempre un tema de preocupación en la agroindustria. Sin embargo, Courrages afirmó: «El producto se amoldó perfectamente a los estándares que se les exigen a los fitosanitarios».

Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Deja tu comentario