Recomendar!

Por Carlos Berrueta

Una alternativa a tener en cuenta dentro del acondicionado del trigo es la pulverización de agua antes de la entrada a I Rotura,  permite intervenir rápidamente antes de la molienda (aprox. 20 minutos), si se ha preparado el trigo de una manera, dentro de ciertas condiciones atmosféricas y si dichas condiciones cambian abruptamente, eventualmente se puede realizar una pulverización previa a T1, por ejemplo si hubiera un cambio abrupto del clima pasando de un tiempo húmedo a viento seco que puede variar considerablemente las condiciones de la molienda (No es aconsejable utilizar el pulverizado antes de I Rotura en forma continua, sólo es aconsejable utilizarlo para paliar ciertas condiciones climáticas.) Además al realizar esta operación debe tenerse especial cuidado con el posterior comportamiento del salvado, si se agrega 0,2% de agua este porcentaje de agua se va a concentrar en 12,5% de salvado por lo que el incremento de 0,2% a nivel trigo será de 0,8% en el salvado y si el trigo antes de la pulverización tenía 16,5% de humedad, se corre el riesgo de tener un salvado a 14,5% o 15,5% y tener luego serios problemas de conservación y comportamiento dentro de los silos de almacenaje respecto a la descarga de los mismos. 

Resumiendo podemos decir que la pulverización es aconsejable tenerla, pero utilizarla en situaciones muy especiales. Teóricamente debemos admitir que con la pulverización se consigue una mejor separación, pero las cosas tienden a complicarse luego, si el agua pulverizada penetra en el endospermo la terminación de la cáscara será mucho más difícil.  El reposo luego de la pulverización no debe sobrepasar los 15 a 20 minutos, dependiendo de la dureza del grano.

Fuente Consultada: Seminario de Molineria- Prof. Claude Willm

Carlos Berrueta es actualmente es asesor Técnico y Capacitador de Personal de Molinos Harineros y Fábricas de Raciones.

Deja tu comentario