Recomendar!

Vender harinas no es algo sencillo; si bien todas las áreas de ventas requieren conocer los productos que venden, las harinas no se parecen en nada a otro tipo de productos.

En cambio, las harinas tienen una particularidad que las hacen únicas. En principio porque como sabemos, no todas las harinas tienen la misma utilidad, según sea el producto final que fabrica nuestro cliente, es el tipo de harina que debemos ofrecerle.

Conocer los parámetros reológicos de una harina, las variables de manejo en cuanto a la temperatura, la cantidad de agua a agregar, tipo de aditivos complementaros u otras cuestiones; es lo que hace que el Vendedor de Harinas cuente con las herramientas necesarias para optimizar la venta y responder ciertamente a las conocidas objeciones de los panaderos; problemas que a veces pueden ser causa de las harinas y en otros casos por un «mal uso» o en el amasado.

Los dueños de los molinos nos consultan cómo aumentar los ingresos del molino. Se puede aumentar el porcentaje de extracción de harinas ajustando los bancos de cilindros; aumentando la producción o comprando mejores trigos, pero la respuesta a esa pregunta es más sencilla que técnica; los ingresos del molino vienen de la mano de tener el «Mejor equipo de Ventas».

Que su fuerza de ventas esté capacitada, incentivada, que pueda contar con información clave sobre la harina que está ofreciendo y darle la mayor cantidad de opciones a sus clientes.

Es importante que cuenten también con otros recursos valiosos como el marketing digital, como medio de comunicación con el cliente, parte fundamental del proceso de venta.
Una vez logrado el ajuste de la producción, obtendremos un buen resultado.

Con un Equipo de Ventas preparado adecuadamente, el resultado será MEJOR.

ING. AGR. Romina Espósito
Matricula MP 000212

Más Info: Consultora Moligran

Deja tu comentario