Recomendar!

Por Carlos Berrueta.

Sin dudas cuando hablamos de resultados en Molinería siempre decimos que difícilmente logremos resultados contundentes e importantes enfocando el esfuerzo en un solo ítem, sino todo lo contrario, el éxito se logra llevando pequeños eventos al signo positivo y es la sumatoria de todos ellos lo que en definitiva logra la diferencia.

Siempre decimos que dentro de esos eventos y causas que ayudan al éxito, están la correcta compra de la materia prima, su adecuado acondicionado, la conducción del molino en general, el buen estado de los rollos de molienda, reducción y compresión y fundamentalmente todo lo que implica el correcto comportamiento de todo el sistema de cernido, o sea el correcto funcionamiento de todo lo que acontece en los Plansifters.

Debemos comenzar por la correcta elección de las telas de cernir evaluando entre las distintas ofertas aquellas que tengan mejor performance, entendiendo por ello la uniformidad de las mallas, la superficie libre, (que dependerá del tipo y grosor del filamento utilizado) y algo muy importante en el tipo de tela cuando hablamos de telas de harinas; estas siempre deberán ser del tipo Normal o «XX», que poseen doble urdimbre hilo por medio, lo que ademas de conferirles uniformidad en la sección  de las mallas, origina una rugosidad en su superficie que mejora significativamente sus cualidades de cernido respecto de las telas de hilado simple en urdimbre y trama.

Por supuesto que el entelado en un molino representa un ítem y un insumo muy importante, al  que debemos tratar con extremada precaución y cuidado, tanto por la función que desempeña, como por el costo del insumo en sí, por lo cual debemos ser extremadamente cuidadosos al momento de realizar el «entelado», tanto cuando realizamos modificaciones de diagrama o simplemente reemplazamos telas por desgaste o rotura. 

Ademas de utilizar los elementos indispensables para dicha tarea como son: una «maquina enteladora manual o neumática», un Tensómetro para conferir la tensión  adecuada de la tela sobre el telarín al momento del montaje, como utilizar los adhesivos correctos para cada tipo de tela. La ausencia de un aparato para medir la tensión puede suplirse efectuando la medición manual de la tela en ambos ejes marcando dicho valor sobre la misma y luego conferir la tensión recomendada, verificando el valor sobre la cota realizada en primera instancia hasta lograr el porcentaje recomendado. 

Tengamos siempre  presente que un exceso de tensión trae aparejado una deformación de las mallas y atenta contra la vida útil de la tela, mientras que en su defecto, una tela montada con falta de tensión (floja), hace que la misma al recibir el peso del producto de «fleche» hacia abajo, no permitiendo el normal desplazamiento de la molienda y obstruyendo el movimiento del Tapotín perdiendo eficiencia en el cernido por falta de limpieza o desentrape.

Dada la importancia de este ítem siempre se recomienda realizar sobre el mismo una exhaustiva supervisión, seguimiento y capacitación adecuada de los encargados de realizar dichas tareas dentro del molino.

Actualmente la plataforma Agronomia Online ofrece un curso a distancia sobre este tema. Para Consultas: www.agronomiaonline.com

Imagen Enteladora Manual gentileza de Beltres​ Más Info: www.beltres.com.ar

Deja tu comentario