Recomendar!

En el mes de enero el Molino Balaton, realizó una capacitación en molinería de trigo y recursos humanos, como parte del proceso de implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) que se están llevando a cabo en dicho molino.

La harina es un producto alimenticio que pese a no ser perecedero, no deja de ser un alimento de consumo masivo y por eso es importante conocer la trazabilidad del producto con el que fue realizada.

Ya sea identificar al productor de trigo, la fecha de compra en el campo, el lote, la variedad utilizada y la historia del cultivo (para saber las enfermedades que tuvo y los posibles problemas durante la campaña), porque conocer la historia completa de la materia prima nos permite, de manera rápida y eficiente, dar respuesta ante posibles reclamos y tener una visión integral de la historia de cada lote de harina en pos de mejorar la calidad del producto.

Es por eso que las BPM vienen a poner orden; organizar la estructura de un molino harinero, mejorar la comunicación entre los distintos sectores de un molino, ya sea en el laboratorio de calidad, producción, administración, embolse y gerencia. Porque a través del sistema de registros, los empleados y cada parte de la cadena productiva tiene la enorme responsabilidad de dejar todo anotado en planillas.

A través de la consultora MOLIGRAN, quien brindó esta capacitación, siempre se hace hincapié el importancia de la trazabilidad completa del producto, incluso, en el depósito del molino, la panadería o en el supermercado al que fue vendido en el caso de empaquetado de un kilo.

Si bien las normas de las buenas prácticas de manufactura son obligatorias desde el año 1997 en Argentina, el Ministerio de producción no ha logrado que se implementen al 100%, sin embargo la experiencia muestra que aquellos que lo han logrado, han mejorado todo su sistema en general (principalmente han disminuido costos ocultos) y mejorado el ambiente laboral personal e interpersonal.

Es el caso de Chile y Perú en dónde las normas (que también son obligatorias) fueron puestas en marcha en más del 90% de sus molinos con excelentes resultados y ya nadie se cuestiona lo engorroso de llevarlas a cabo porque vieron las diferencias entre el antes y el después. Ojalá Argentina se dirija en esa dirección.

Para más información sobre cursos y capacitaciones visite el sitio de la Consultora: http://moligran.com

Vía telefónica al: 02227-15463378


Deja tu comentario