Recomendar!

El ISETA ( Instituto Superior experimental de Tecnología Alimentaria) de la ciudad de 9 de Julio, Pcia de Buenos Aires, realizó la noche del jueves 3 de mayo pasado la inauguración del nuevo Laboratorio de Cereales perteneciente al Departamento de Cereales y Calidad de dicho establecimiento. A este laboratorio se le impuso el nombre de “Ing. Luís A.Novelino” en homenaje a quien fuera por más de 25 años Director de este Instituto y Profesor de la Cátedra de tecnología de Cereales, concretando así un viejo anhelo y en pos de ir mejorando las condiciones con que los estudiantes puedan ir desarrollando sus trabajos prácticos y tareas de investigación.

Tras los aspectos protocolares y la lectura de las adhesiones de representantes de la comunidad, la Prof. Lic. Mónica Pérez puso de manifiesto que “el objetivo de contar con un laboratorio específico se inició hace muchos años atrás, cuando el Ing. Novelino actuaba como Director del establecimiento y Profesor de la Cátedra de Tecnología de Cereales. Él fue quien dio el puntapié inicial al solicitar dentro del marco del programa PRESTNU uno de los equipos emblemáticos de este tipo de laboratorios: el Farinógrafo de Brabender. De allí en adelante, dentro de los planes de mejora y mediante el aporte de la Cooperadora de ISETA, hemos incluido sucesivas mejoras.” Así mismo destacó la personalidad del homenajeado, “ a quien nadie se dirigía como como Sr Director, sino simplemente como Luis, Luisito, sin necesidad de hacer mención de su cargo, porque todos sabíamos que su persona era sinónimo de Director. Conociendo la madurez, las cualidades y la responsabilidad de su grupo de trabajo, dejaba actuar, investigar, crecer…y es por eso que el reconocimiento no pasa sólo por lo profesional, sino por lo personal; por su don para valorar a cada uno de sus compañeros y entender sus necesidades, acompañándolos en todos los momentos, los festivos y también los dolorosos.

Por su parte, emocionado con el homenaje, el Ing. Novelino expresó que desde su cargo “ siempre pensé un instituto diferente, más grande cada día y eso es hoy una realidad. Por eso les pido que pongan todos los esfuerzos en mantenerlo así y aún crecer, como lo han posibilitado muchas de las personas que han pasado por aquí, dejando cada uno un poco de su vida. El ISETA es un centro de formación integral, de gran utilidad para la comunidad de 9 de Julio y para toda esta zona de influencia, por lo que es mi deseo que nuestras autoridades adviertan su importancia y su valor estratégico. 9 de Julio puede crecer mucho a partir del trabajo de ISETA y más aún en un momento tan propicio para el desarrollo de la Tecnología de Alimentos”, agregó.

Finalizando el emotivo acto, los presentes se trasladaron al segundo piso de la casa de altos estudios, donde se procedió a la inauguración formal del laboratorio y al descubrimiento de una placa con el nombre del Ing. Novelino, logro tan merecido.

Deja tu comentario