Recomendar!

El día 29 noviembre pasado se llevó a cabo en Lobos el curso para compradores de trigo que organizó Moligran, luego de coordinar desde el año 2000 cursos para molineros, esta vez pusimos el foco en el sector de la compra de trigo del molino, porque entendimos que es el eslabón principal para la calidad final de las harinas, ya que los molineros siempre nos comentan que hay determinados ajustes que por más bien que los hagan, no podrán lograr mejorar la calidad si no viene por parte del trigo; es por eso que este día vimos los principales puntos a tener en cuenta para una buena compra.

     El temario se centró en la importancia del contacto previo con el productor, para saber de antemano que variedad sembró, antes de pactar una compra con el camión en puerta cómo se hace habitualmente. Vimos con el Ing. Milton Sabio el tema de contratos y convenios con productores, con algunos ejemplos de molinos que ya lo llevan a cabo con excelentes resultados, vimos también el tema de mercados y la utilización del sistema web Sio granos que da transparencia al sector y pone las reglas claras para los productores que pueden ver las transacciones de modo directo y con las Tn entregadas y precio fijado por el molino. 

     Con la Ing. Romina Esposito analizaron cuáles son las nuevas tendencias en el mercado nacional de las harinas el uso de harinas integrales, harinas para pre mezcla y cómo el panadero y la industria fue cambiando en los últimos años para tener hoy una gran diversidad de productos en góndola distinto a la panadería tradicional que requería una harina promedio. Hoy con las panaderías de hornos industriales y con industrias panificadoras de procesos específicos, los molinos tienen que responder a las altas demandas de especificaciones. Eso nos lleva a planificar la compra de trigo cada vez con  mayor anticipación. 

     También fuimos a campo con el Ing. Alejandro Tozzi a ver las variedades de Trigo Top Ten del año 2019 – 2020 (si, las correctoras) vimos las enfermedades, plagas y malezas en vivo; y cómo cambian cuando un productor hace un buen manejo del cultivo, eso relacionado con el aporte que un molino le pueda dar al productor si realiza un convenio. Como por ejemplo entregarle las semillas al productor para que éste pueda invertir en fungicida, evitar enfermedades y también aplicar doble fertilizante para lograr la calidad molinera esperada, como siempre decimos el productor lleva la desventaja de las incumbencias climáticas que son inevitables, pero el riesgo se ve notablemente disminuido si el molino colabora para garantizarse por lo menos un 30% de cultivares correctores de la mano de los productores, y éstos a su vez tener un incentivo económico. 

     Como siempre, nuestro especialista y muy querido Carlos Berrueta dio la parte de molinería, maquinarias y producción de harinas. Hizo hincapié en cómo incide el manejo de las máquinas en la producción y molienda, cómo se relaciona el peso hectolitrico con el peso de 1000 granos y porcentaje de extracción o rendimiento molinero que las variedades nos dan, y como cambian esos parámetros. También vimos todos los análisis de calidad que se realizan en el molino y cuáles son los más importantes y los secundarios para saber cuáles son los equipos indispensables del laboratorio.

      Por último vimos toda la parte de tipificación para identificar las variedades correctoras que se vieron a campo y los asistentes se llevaron las muestras de cada una se las semillas para identificarlas luego en su molino cuando lleguen los camiones para la descarga.

Fue una jornada muy productiva donde tuvimos presencia de más de 14 molinos de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, realmente fue una muy linda jornada con la calidez que sabe tener la gente del interior.

Deja tu comentario